Libertad

Libertad

 

¿Cómo la libertad ayuda o afecta a nuestra sociedad?

Me movilizo, decido, soy independiente y bastante preciada por los hombres, aún cuando tengo una relación con la responsabilidad, saben que existe un control, un control que los hace sentir desgraciados o satisfechos, dependiendo de las consecuencias de sus propios actos.

¿Qué ha de ser una vida sin libertad? Pero ¿Y qué hacer con los que hacen mal con su libertad contra inocentes? Que difícil decidir cuando la mente, dice “somos responsables de lo que hacemos y si afecta a los demás mejor privarla” y el corazón pide a gritos un último intento para que todos volemos, lleguemos muy lejos tomando decisiones correctas y le demos sentido a nuestra existencia”

 LIBERTAD, cada una de sus letras nos dice que hay esperanza, felicidad y grandes pensamientos debajo de las cadenas a las que estamos atados, pero también aclarar que el hecho de ser libre no implica deshacerse de las cadenas que cargamos, sino vivir de manera en la que se respete la libertad de los demás, así funcionan las cosas como un diamante, pedazo de carbón que funciona bien bajo presión.

La presión de nuestra libertad para funcionar como los engranajes de un reloj a la perfección y precisos porque la libertad sin obediencia es confusión y la obediencia sin libertad es esclavitud.

Ser dueños de nuestra propia vida, vivir al día, hacer lo que nos hace sentir en paz y felices, ser espíritus libres y sueltos, ser lo que realmente somos, afecta de forma positiva a nuestra sociedad. Que más podría ayudar a nuestra sociedad que sentirnos independientes, decididos, liberados, únicos, como las estrellas en la altura, como las olas del mar, como la música que eleva, como la luz del sol que le da la transparencia a una hoja, como los pájaros que cantan en coro y como el sol que resplandece al amanecer.

Realizamos muchas elecciones cada día. Algunas son transcendentes, algunas acertadas, otras equivocadas, y esta “libertad” no nos da exactamente la felicidad, simplemente nos hace personas y se nos acelera el corazón tanto, tanto que podría explotar al vivir en esta libertad dejando que el universo nos sorprenda cada día un poco más, ya que el universo nos ha enseñado que el ser humano ha nacido para ser feliz y libre pero lamentablemente en todas partes es esclavo e infeliz, la sociedad lo oprime, motivo por el cual se debe dar oxígeno a las almas, se debe ser dueños de la vida propia, se debe de hacer lo que nos tiene en paz y nos gusta para vivir de la mejor manera posible en sociedad y con nosotros mismos permitiéndonos escribir cada gran capítulo de nuestro libro llamado vida con cierto toque, autónomo, individual y auto determinante que embellece toda creación.

                                                                     Autor; María Fernanda Contreras B.